Seleccionar página

Miles de metros cuadrados de materiales URSA en el nuevo centro ESIC Business School de Pozuelo de Alarcón (Madrid)

por | Oct 25, 2021 | PROYECTOS DE OBRA NUEVA, SOSTENIBILIDAD Y SALUD | 0 Comentarios

Hace tan solo unos días abría sus puertas la nueva sede de la Escuela de Marketing y Negocios ESIC BUSINESS SCHOOL de Pozuelo de Alarcón, que ha ampliado sus instalaciones para poder albergar a más de 4.000 alumnos.

La nueva ESIC Business School  cuenta con 23.600 metros cuadrados para espacios educativos y otros 9.500 metros cuadrados de zonas ajardinadas y de esparcimiento. Alberga 40 aulas, un auditorio, salas de trabajo y de encuentro y parking para automóviles y bicicletas.

El proyecto ha sido un trabajo conjunto entre el estudio de arquitectura Gómez•Díaz•Granados, formado por los arquitectos Eduardo Gómez García,  Inmaculada Díaz Hernández y  José Manuel Granados Baño y la ingeniería Atei Consultores, que han trabajado de la mano para dotar de sostenibilidad y eficiencia energética a este innovador centro educativo.

ESIC Bussiness

ESIC Business School aspira a un LEED Oro

El edificio aspira al ORO en la exigente certificación LEED, ya que la eficiencia energética ha sido el máximo objetivo perseguido durante todo el proyecto, desde su concepción a su ejecución. Para Laudelino Javier Sánchez de León, Ingeniero de Atei Consultores, se han llevado a cabo muchas medidas para elevar al máximo el ahorro energético y el buen comportamiento ambiental del edificio, “entre las medidas activas” cabría destacar que la ventilación, en muchas zonas, supera la exigida por el propio LEED, con climatizadores de alta eficiencia con recuperación de energía y sistema de geotermia”.

A ellas hay que sumarles las “medidas pasivas” que, como el aislamiento, van a facilitar un consumo muy bajo de los sistemas de climatización instalados, de la iluminación LED y de las fuentes de producción energética propias con energía solar fotovoltaica.

El equipo de arquitectos, también distingue entre las actuaciones sobre las instalaciones (renovables, geotermia para la producción de ACS, ventilación con recuperadores de calor de alta captación energética, sistemas de control inteligentes y paneles fotovoltaicos, entre otras), y las realizadas sobre las envolventes. “Nuestro segundo objetivo era reducir al máximo la demanda energética del edificio actuando en las envolventes, lo que significó poner un especial empeño en la elección adecuada de todos y cada uno de los materiales que las formaban (carpinterías con rotura de puente térmico,  vidrios adecuados a cada orientación, etc.), así como la utilización de sistemas constructivos que garantizaran la mayor estanqueidad para la eliminación de los temidos puentes térmicos”, asegura Inmaculada Díaz, miembro del equipo. 

Esic Business

Para ello se tuvo muy en cuenta la elección de los aislamientos, “buscábamos que tuvieran un alto rendimiento, como el que nos ofrecen las lanas minerales de vidrio y el poliestireno extruido de URSA. Estos materiales, eran idóneos por la certificación LEED a la que aspirábamos, ya que cuentan en su composición con un porcentaje de entre un 35%-85% de material reciclado y una larga vida útil que las hace más sostenibles”, aseguran desde el equipo de arquitectos. 

URSA está muy presente en la obra, tanto en los sistemas de aislamiento instalados para los que se ha contado con materiales como URSA TERRA Mur Plus P1203, URSA TERRA Plus 32 T0003, URSA TERRA T18, URSA TERRA Vento P4252, URSA XPS NIII-I, como en la construcción y el aislamiento de los conductos de climatización en los que están presentes más de 13.500 metros de URSA AIR Panel Alu-Alu P5858, URSA AIR Zero P8858 y URSA AIR Manta Aluminio M2021.

Los materiales URSA suministrados e instalados por Tolebrick y Durplei, en el caso de la lana mineral, y suministrados por Fanair  e instalados por  HT Hispanotérmica, en el de los conductos de climatización URSA AIR, han sido realzados por los responsables de esta obra. Para Laudelino Sánchez de León “la ventaja que vemos a los materiales aislantes de URSA es su baja conductividad térmica, incluso las lanas minerales, con conductividades en torno a 0,032 W/mK para una gran cantidad de ellas”.

 

Para el ingeniero, además de un buen comportamiento térmico también han sido muy valoradas las prestaciones acústicas de los materiales y otros aspectos como la información facilitada sobre las soluciones, sus certificados, fichas técnicas y herramientas de cálculo. “Finalmente, lo más importante, si bien somos bastante autodidactas, siempre que consultamos URSA está ahí, para anclajes de su lana, para anchos entre soportes, para ver la disponibilidad de materiales a la hora de ejecutar, para resolver cualquier duda, su gente es excepcional en todo, si a esto le añadimos que cada cierto tiempo se incorporan materiales nuevos, es decir, innovación, pues nos hace apostar por la marca en todo lo que hacemos”, ha finalizado.

ESIC Business

En similares términos se ha pronunciado el equipo de arquitectos que reconoce la elección de materiales URSA desde 2014, fecha en la que acometieron la rehabilitación integral del edificio de oficinas de la Calle Zurbarán 10 que consiguió una de las primeras certificaciones energéticas “A” realizadas en Madrid para edificios rehabilitados con uso de oficina.

Construcciones San Martín ha realizado esta obra de ampliación. Su jefe de Obra, Roberto Carchenilla, ha manifestado que la certificación LEED ORO “está basada en la implantación de aspectos que mejoran la eficiencia energética, el cuidado del medioambiente en los edificios y un desarrollo totalmente sostenible, incluso en la selección de los materiales constructivos”.

ESIC Business

Carchenilla cree que esta preocupación por la sostenibilidad no es una moda, “cada vez son más los clientes que nos piden un esfuerzo extra en sostenibilidad. Esta preocupación ha venido para quedarse y construir de la forma más eficiente y con el menor número de residuos”.

En resumen, este proyecto se compromete a que tanto su concepción, su construcción y su uso cumplan con unos requisitos de minimización del impacto medioambiental. Esta apuesta por la sostenibilidad es parte del compromiso de ESIC con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que le han llevado a implementar todos los sistemas y soluciones que, como los materiales de URSA, harán que el comportamiento energético del edificio sea excepcional.