Modificación del CTE: ¿Qué implica la nueva normativa para el ahorro de Energía en Edificios Existentes?

por | Jul 7, 2020

La modificación del CTE, Código Técnico de la Edificación, la norma que regula el sector de la edificación en España, ha supuesto importantes cambios normativos que afectan a diversos Documentos Básicos del reglamento. 

Los cambios conllevarán la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad de los edificios y que recoge, entre otras cuestiones, el nuevo “Documento Básico de Ahorro de Energía” y la nueva sección del “Documento Básico de Salubridad” dedicada a la protección de los edificios frente a la exposición al gas radón.

La modificación del CTE viene a adaptar el Código a nuevas exigencias que mejorarán las prestaciones de los edificios tanto en relación a la eficiencia energética de estos como en relación a la salud, el confort y la seguridad de los usuarios. El Real Decreto se ha aprobado después de ser sometido a un intenso proceso de audiencia e información pública, con una importante participación de los sectores afectados. 

Modificación del CTE y criterios a seguir

Pero además esta última modificación del CTE contempla unos criterios de aplicación en edificios existentes, debido a la dificultad de cumplir en estos casos, que son los siguientes:

Criterio 1: No empeoramiento. No se deberán reducir las condiciones preexistentes, a no ser que sean mayores que las solicitadas por el DB, en este caso deberán llegar al nivel del DB.

Criterio 2: Flexibilidad. Si no se llega a los valores de prestación establecidos, adoptándose soluciones con mayor grado de adecuación, en los siguientes casos: Edificio de valor históricos o arquitectónico reconocido: La aplicación de soluciones no suponga mejora efectiva, Otras soluciones no sean técnica o económicamente viables, Otras soluciones impliquen cambios sustanciales en elementos de la envolvente térmica o en las instalaciones de generación térmica.

Modificación del CTE
En edificios históricos la modificación del CTE incluye un criterio de flexibilidad
  • Criterio 3: Reparación de daños. Los elementos de la parte existente no afectaos podrán conservarse en su estado actual siempre que no hayan mermado sus prestaciones iniciales.

Hay que estudiar el proyecto y ver si se pueden aplicar. En primera instancia, lo que intenta la modificación del CTE es que se puedan aplicar las exigencias normativas, pero es consciente de las dificultades de los edificios existentes. Solo hay que justificarlo e intentar mejorar todo lo posible.