Seleccionar página

¿Qué grado de Impermeabilización tiene el Sistema URSA MUR?

por | Mar 10, 2021

El Sistema URSA MUR,  es una de las soluciones de aislamiento térmico y acústico más instaladas en la actualidad. ¿Pero cómo se comporta este sistema frente al agua? El Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico DB HS1, Documento Básico de Salubridad “Protección frente a la Humedad” establece que el grado de impermeabilidad exigido para una fachada depende de la zona pluviométrica donde se encuentre y el grado de exposición al viento. 

Para las condiciones de las soluciones constructivas se establece si hay un revestimiento exterior o no y el grado de impermeabilidad. En cada bloque se especifica con una letra y un número, siendo: 

  • La letra las condiciones agrupadas
  • El número, el nivel de prestación, siendo el 1 la peor prestación y el 3 la mejor prestación.
Sistema Mur

Sistema URSA MUR: Requisitos de los morteros

En el caso del Sistema URSA Mur, el mortero contribuye a la impermeabilización de las fachadas, siendo un producto que cumple con los requisitos exigidos en el DB HS, al considerarse como un revestimiento continuo en la cara interior de las fachadas con una clasificación de resistencia a la filtración B3. Los requisitos son los siguientes:

Estanqueidad al agua suficiente para que el agua de filtración no entre en contacto con la hoja del cerramiento dispuesta inmediatamente por el interior del mismo. El coeficiente de capilaridad del mortero: W2 (inferior al de los revocos tradicionales), constituye un exponente de la resistencia del material a la penetración del agua. Esta característica del material permite asegurar al producto la función de estanqueidad requerida. 

Sistema URSA MUR
  • Adherencia al soporte suficiente para garantizar su estabilidad. El mortero utilizado en el Sistema MUR debe presentar una buena adherencia al soporte que le permita soportar el peso propio del sistema y la succión que ejerce el viento.
  • Permeabilidad suficiente al vapor para evitar su deterioro como consecuencia de una acumulación de vapor entre él y la hoja principal. La permeabilidad del mortero le permite efectuar, normalmente, los intercambios higrométricos entre el soporte de albañilería y el ambiente, limitando con ello el riesgo de condensaciones sobre el soporte.
  • Adaptación a los movimientos del soporte y comportamiento muy bueno frente a la fisuración, de forma que no se fisure debido a los esfuerzos mecánicos producidos por el movimiento de la estructura, por los esfuerzos térmicos relacionados con el clima y con la alternancia día-noche, ni por la retracción propia del material constituyente del mismo. El mortero presenta un valor de retracción medio y un módulo de elasticidad medio, que pone de manifiesto la deformabilidad del producto, útil para asimilar pequeños movimientos del soporte, no habiéndose detectado fisuras en el producto aplicado en obra, ni tras los ensayos de envejecimiento acelerado a que se le ha sometido.
  • Estabilidad frente a los ataques físicos, químicos y biológicos que evite la degradación de su masa.

La durabilidad del mortero y su comportamiento frente a la suciedad y ataques químicos (contaminación atmosférica, etc.) pueden considerarse equivalentes a los de un revoco tradicional. Estas apreciaciones se deducen de los datos que se dispone: examen del material, tanto aplicado en obra, como tras los ensayos de envejecimiento acelerado a que se ha sometido, y teniendo en cuenta la antigüedad (20 años) de los edificios inspeccionados.

Por todo lo expuesto se puede afirmar que el Sistema URSA Mur supone una barrera de resistencia muy alta a la filtración B3.

 

Sistema MUR