Seleccionar página

Condensaciones intersticiales ¿Qué son y cómo evitarlas?

El buzón de nuestra oficina técnica recibe prácticamente a diario consultas de particulares sobre problemas de humedades y condensaciones intersticiales. Es cierto que es más fácil resolver las condensaciones superficiales que puedan aparecer en las paredes interiores como consecuencia de la falta de aislamiento que las intersticiales.

Conviene recordar que la condensación es un fenómeno natural, que sucede siempre que el vapor de agua contenido en el aire de un ambiente alcanza una superficie fría, como pueden ser las paredes, ventanas o puentes térmicos, para convertirse en agua líquida. El vapor de agua se produce en nuestros hogares cuando realizamos tareas cotidianas como ducharnos, cocinar o, simplemente, respirar.

condensaciones intersticiales

En casi todos estos casos basta con la instalación de un buen aislante térmico para que nuestras paredes no estén frías y no se produzca condensación. Siempre y cuando por supuesto el usuario ventile de forma regular y suficiente la vivienda.

condensaciones intersticiales

Pero… ¿Qué pasa cuando el vapor de agua atraviesa la pared a gran velocidad y cantidad? El vapor de agua encontrará el muro exterior a baja temperatura y condensará, creando lo que llamamos condensaciones intersticiales, es decir, en alguna capa del interior del cerramiento.

Condensaciones intersticiales, un enemigo invisible

Este tipo de condensaciones no son visibles, pero pueden generar patologías en la edificación y afectar gravemente a nuestra salud al exponernos a mohos y generando o agravando alergias y enfermedades respiratorias.

Para evitar las condensaciones intersticiales por tanto debemos disponer una barrera de vapor en la parte más caliente del cerramiento que frene el paso del vapor de agua.

Se consideran barreras de vapor aquellas capas cuya resistencia al paso del vapor es superior a un valor Sd >2 m pero para ser realmente eficaces su valor Sd debería ser >18 m. Normalmente son capas de muy reducido espesor (inferior a 1mm) de diversos materiales como laminas plásticas, membranas, papel kraft o kraft-alumnio.

Estas barreras van a evitar que el vapor de agua generado en el interior pueda alcanzar las capas más frías de los cerramientos como explicamos en este vídeo.

condensaciones intersticiales

La barrera de vapor siempre del lado cálido

Como hemos visto, la función de esta barrera es evitar que el vapor llegue a la zona “fría” del cerramiento, pero es muy importante su correcta instalación para asegurarnos de que cumple sus objetivos de forma correcta.

Instalaremos por tanto o bien una placa de yeso que incorpore una barrera de vapor, una membrana entre el aislamiento y la placa de yeso laminado o bien un panel aislante que ya la incorpore.

En cualquier caso, la mejor forma de evitar problemas de condensaciones, ya sea en el caso de un proyecto de obra nueva o de rehabilitación, es instalar un buen aislamiento térmico que además nos proporcionará otras muchas ventajas como confort, ahorro energético, seguridad y salubridad.