Seleccionar página

De GLASCOMUR a URSA MUR, historia de un sistema pionero

por | Mar 12, 2021 | SOSTENIBILIDAD Y SALUD, INNOVACIÓN | 0 Comentarios

1997 será recordado por ser el año en el que fallecía Lady Di en París, unos científicos lograban clonar a la oveja Dolly, se publicaba el primer libro de Harry Potter o se estrenaba Titanic en los cines de todo el mundo.

Pero además de estos grandes acontecimientos mundiales, la historia de ese año se escribió con cientos de miles de noticias de mayor o menor calado. Los medios económicos y sectoriales del país, recogían en sus páginas el lanzamiento de un nuevo sistema de aislamiento, de nombre Glascomur, creado por la empresa Poliglas (hoy URSA).

Hablamos del sistema MUR, que Poliglas comenzó a fabricar y comercializar y que poco a poco fue ganando adeptos entre todas las empresas del sector.

“No fue un proceso rápido”, recuerda Josep Solé, responsable técnico de URSA durante más de 30 años, hoy felizmente jubilado y uno de los padres del novedoso sistema MUR. “Llevábamos más de dos años de trabajo para encontrar un sistema de instalación de nuestros paneles de lana mineral que fuera cómodo, rápido y sencillo”, afirma.  “En el mercado existían diversas soluciones, pero los instaladores se quejaban de que la lana no quedaba bien fijada y tendía a caerse”, relata Josep Solé.

De forma similar lo recuerda Josep María Sala, director Comercial de Poliglas. “Tuvimos la suerte de contar con un equipo de personas muy preparadas y que dominaban, los procesos de construcción, los materiales y la normativa. Como en un juego de adivinanzas íbamos proponiendo soluciones de aislamiento térmico y acústico, para muros y fachadas por el interior, que supusieran una disminución de costes para nuestros clientes, pero sin poner en riesgo el confort y la calidad. Así nació URSA MUR”, rememora Josep Maria Sala.

Glascomur
Glascomur

“No se acertó a la primera”, apunta Josep Solé, que narra cómo se barajaron diversos adhesivos, emulsiones bituminosas, sistemas de proyección o rodillos… “hicimos decenas de pruebas que no funcionaron. O no se sujetaba el material aislante o no se aseguraba la estanqueidad del inmueble. Al final tuvimos la idea de probar con un mortero de medio centímetro al que se pudiera adherir la lana. Ensayamos con un mortero de Propamsa y funcionó desde un primer momento. Habíamos creado un sistema que hoy en día sigue funcionando con la misma eficacia que hace casi 25 años”.

 Glascomur supuso una gran mejora de la cifra de negocio de Poliglas

 “Para Poliglas el lanzamiento de Glascomur, supuso mejorar la cifra de negocio, pese a las dificultades y el tiempo que tardamos en lanzarlo. Hoy desde mi jubilación, me alegro de haber formado parte del éxito de ese equipo de trabajo con grandes ideas y una imprescindible perseverancia”, asegura Josep María Sala.

Las diferentes empresas de la competencia fueron incluyendo poco a poco esta idea en su propuesta de sistemas y en su portfolio de soluciones. “Así es como tiene que ser”, admite Josep Solé, “son avances para el sector de los que nos hemos beneficiado todos. Para las empresas instaladoras también supuso un antes y un después”. 

Los responsables del lanzamiento del actual URSA MUR recuerdan que justo antes del inicio del boom inmobiliario no había personal especializado en la instalación de aislamiento y ni siquiera partidas presupuestarias para ello. “era el propio albañil el que colocaba el aislamiento con diferente resultado, más debido al azar, que a otra cosa. No podemos olvidar que un excelente material, mal instalado, no servirá para nada y, en este sentido, el sistema URSA MUR supuso una revolución para todos los agentes: fabricantes, constructores e instaladores”, finaliza Solé. 

Glascomur, hoy URSA MUR, un sistema pionero que sigue siendo el más instalado en España. Un éxito de I+D que ya ha hecho historia. 25 años de historia.

Glascomur