Seleccionar página

Quiero rehabilitar mi casa: ¿Aíslo la fachada o cambio las ventanas?

por | Oct 19, 2020 | IDEAS Y CONSEJOS | 0 Comentarios

cambio las ventanas

¿Cambio las ventanas o instalo aislamiento?, ¿invierto en una nueva caldera o sustituyo los radiadores?, ¿cuánto me costará cada una de las intervenciones?, ¿es bueno hacerlas al mismo tiempo o mejor hacerlas poco a poco?, si no tengo mucho dinero, ¿por dónde empiezo?,  ¿será verdad que recuperaré el dinero invertido con estas actuaciones en mi vivienda?, ¿en cuántos años?

A la hora de plantearse hacer una rehabilitación o reforma en nuestro hogar pueden surgirnos todo tipo de dudas o preocupaciones. Seguramente una de las principales será el desembolso económico que tendremos que hacer.

 

En URSA siempre nos gusta decir que el dinero empleado en mejorar el comportamiento energético de nuestra vivienda no debe ser considerado un gasto, sino una inversión, ya que ese dinero retornará a nuestros bolsillos gracias al ahorro en la factura energética.

Eso sí, si en una simple obra de reforma miramos con detalle cuál es la mejor calidad precio de los nuevos azulejos, sanitarios o de la caldera que vamos a instalar, con mucho más motivo deberemos hacer lo mismo si lo que buscamos es el mayor ahorro de energía (y dinero) de nuestros hogares. 

 Hace unos años, el Ayuntamiento de Valladolid puso en marcha el  Proyecto Remourban (REgeneration MOdel for accelerating the smart URBAN transformation). Este proyecto, financiado con fondos europeos, tuvo como principal objetivo la reconversión de un barrio emblemático de Valladolid, la comunidad de propietarios del parque residencial de FASA. Los 20 bloques de pisos fueron construidos por FASA, hoy Renault, entre los años 1965 y 1966 para facilitar el acceso a la vivienda de sus operarios.

El Ayuntamiento quiso priorizar las actuaciones a llevar a cabo y para que los vecinos consiguieran el mayor ahorro energético con una inversión fija, buscó aquellas soluciones con la mejor relación ahorro energético frente a coste de la intervención. En su página web y con estos números justificaban sus prioridades:

“En primer lugar, el coste: Rehabilitar un metro cuadrado de ventana cuesta 6 veces más que aislar un metro cuadrado de fachada, por lo que si solamente se produce el cambio las ventanas implicaba consumir todas las subvenciones y que los ciudadanos tuviesen que invertir otros 1.380 € aparte de los 2.939 € fijados.

En segundo lugar, los ahorros energéticos: El aislamiento de fachadas y cubiertas hará que los edificios demanden un 40 % menos de calefacción, mientras que si solo cambio las ventanas esto haría que los edificios demandasen entre un 8-10% menos de calefacción.”

Edificio poblado FASA

El cambio de ventanas también es rentable, pero no tanto como el aislamiento

Rehabilitación de Edificio

Con estas cifras el consistorio vallisoletano recordaba que la inversión en cambio de ventanas tarda más en amortizarse que la instalación de aislamiento, ya que para un coste mayor genera menos ahorros.

Los expertos siempre recomiendan que si se hace una rehabilitación, ésta sea integral y que se intente acometer en una misma intervención. Pero es que, además, está demostrado con datos contrastados, que por cada euro invertido, obtendremos un retorno de 1,92 euros en términos económicos. La inversión estará más que justificada. Eso sí, la prioridad siempre, será actuar sobre la envolvente con la instalación de un buen sistema de aislamiento.