Seleccionar página

La aplicación de aislamiento térmico en suelos puede darse tanto en el ámbito industrial como residencial o doméstico. En este caso vamos a comentar cómo aislar el suelo de una cámara frigorífica, un aspecto crucial y muy importante para evitar las pérdidas térmicas.

El aislamiento de una cámara frigorífica, especialmente de su suelo, es de obligado cumplimiento, pues de otro modo perderíamos el control de la humedad y la diferencia del gradiente térmico ocasionará la formación de hielo en la solera afectando a las paredes de la cámara.

Pasos para aislar una cámara frigorífica

Veamos algunos pasos a tener en cuenta para desarrollar un aislamiento correcto de una cámara frigorífica.

Tipo de cámara frigorífica

En primer lugar, es necesario diferenciar entre dos tipos de cámaras frigoríficas. En aquellas cámaras donde la temperatura es positiva las pérdidas de temperatura son muy bajas y no es necesario aplicar aislamiento térmico. En cambio, en las cámaras de congelación es obligatorio incluir aislamiento en el suelo para evitar problemas.

Selección del material aislante

El mejor material aislante para utilizar en el aislamiento del suelo de una cámara frigorífica es el poliestireno extruido. En este sentido, recomendamos nuestra gama de productos de paneles de poliestireno extruido URSA INDUSTRY conforme a la norma UNE EN 13164.
Para las paredes, productos como el panel URSA INDUSTRY VIB de superficie acanalada, sin piel y mecanizado lateral recto o el panel URSA INDUSTRY VIB VI diseñados poder ser encolados a paneles de otros materiales y conformar paneles sándwich de alta compresión brindando baja conductividad térmica y elevada resistencia al vapor de agua (rendimiento excelente a temperaturas de hasta -80°C).

En el suelo recomendamos los paneles URSA XPS N-V. Esto, junto al propio suelo y la recomendación de aplicar hormigón armado con 120 mm de espesor, creará una capa aislante que impedirá la pérdida de frío al contacto con el terreno.