Suelos

Los suelos representan una de las superficies más importantes a tener en cuenta, por lo que sus prestaciones son son determinantes en el nivel de aislamiento térmico y acústico que pueden tener los locales. Para obtener un aislamiento que proporcione simultáneamente prestaciones térmicas y acústicas la única solución viable consiste en disponer de un suelo flotante sobre un aislante elástico URSA TERRA Sol, colocado bajo el pavimento como intercalario elástico entre el forjado y el pavimento, actúa como un muelle para amortiguar el ruido de impacto en los forjados.

Productos recomendados

    URSA TERRA Terra Sol T70P

CATALOGO
Catálogo General de aplicaciones y fichas técnicas

Ventajas

  • Desde un punto de vista de protección acústica los suelos flotantes aportan una mejora al aislamiento al ruido aéreo, además de una reducción de la transmisión del ruido de impacto.
  • El aislante proporciona también una protección térmica evitando el “robo de calor” entre las viviendas.