Aislamiento para un mañana mejor

 

 Mayor calidad del aire interior

Madrid, a 25 de enero de 2018

La nueva Tecnología URSA TERRA, ayuda a garantizar la calidad del aire interior, que respiramos en recintos cerrados, donde permanecemos un promedio de 21 horas al día.

Porque aunque no los veamos, el aire interior puede estar cargado de compuestos orgánicos volátiles (COVs). Algunos de estos contaminantes proceden del exterior, otros se liberan dentro del propio edificio, por ejemplo al limpiar o quemar combustible para cocinar o producir calor o frío, y muchos provienen del mobiliario y los materiales empleados en la construcción del edificio. 

 

 

Todos los materiales fabricados con la nueva Tecnología URSA TERRA están libres de COVs y así lo reconoce el sello Emissions Dans L´Air Intériur (Emisiones COVs en el aire interior) en su máxima puntuación: A+. Esta clasificación, obligatoria en Francia desde 2012, certifica que los materiales contribuyen a la mejora ambiental de los edificios y a la salud de las personas que los habitan.

 

Este hecho es gracias del nuevo ligante patentado por URSA, que limita significativamente las emisiones de compuestos volátiles.  Todo un avance que, como ha destacado Arturo Casado, director de I+D+i de la matriz URSA Insulation: “Tiene muy poco de magia y mucho de ciencia, ya que el proyecto de I+D de este ligante ha sido parcialmente financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).”

 

De esta forma, URSA se suma a uno de los principales objetivos que las normas europeas están persiguiendo: Asegurar la calidad del aire que respiramos y acabar con esos “enemigos invisibles” que tanto afectan a la salud y al bienestar de las personas.