Aislamiento para un mañana mejor

Preguntas Frecuentes

¿Por qué debemos aislar los edificios?

 
Los edificios españoles son responsables del consumo del 40% de energía que gastamos en nuestro país. Numerosos estudios concluyen que el aislamiento de estos edificios es la mejor fórmula para ahorrar energía, ya que un edificio mal aislado, tanto en la envolvente como en la unión de ésta con los elementos que forman parte de ella conduce a un derroche considerable de energía. El principal objetivo de un buen aislamiento es hacer que los edificios sean energéticamente más eficientes.
Además del factor económico, hay que reflexionar sobre la importancia de frenar las emisiones contaminantes de CO2. La Unión Europea quiere transformar su parque de viviendas construidas en edificios con un consumo de energía casi nulo en 2020. Los expertos estiman que con una reducción del consumo de calefacción en un 80%, algo que puede conseguirse con un buen aislamiento y unos cerramientos correctos, pueden reducirse las emisiones contaminantes de nuestra vivienda en un 34%. Cambiando el modelo energético actual se conseguiría la disminución del 80% de las emisiones en 2050.

 


¿Cuándo debemos aislar los edificios?


Los edificios más sostenibles son aquellos que desde su construcción presentan un buen aislamiento. Sin embargo, en España contamos con un parque de viviendas que tiene más de 40 años y que presenta grandes carencias en sus sistemas de aislamiento.
Para valorar correctamente la conveniencia de mejorar el aislamiento de un edificio hay que tener en cuenta la oportunidad (aprovechar una rehabilitación de fachada o cubierta para la actuación) y el plazo. Si se hacen actuaciones a largo plazo, aislar el edificio es una de las primeras opciones, ya que es la actuación con la que se consigue una mayor reducción en el consumo de energía y además es la que tiene un mayor retorno de la inversión.

 


¿Es posible, mediante el uso de aislantes, mantener una temperatura confortable en el interior de un local?


En régimen de invierno es posible, mediante el uso de aislamiento, conseguir la reducción de pérdidas térmicas hasta valores tan bajos que se compensen con la simple captación de energía solar y las aportaciones gratuitas de calor; en estas circunstancias es posible mantener una temperatura confortable sólo con técnicas de aislamiento. En régimen de verano, es posible mantener el confort en el interior de un local recurriendo sólo al aislamiento térmico en determinadas circunstancias climáticas: fuerte oscilación térmica día-noche y temperatura media diaria no muy lejana de la de confort. En otras ocasiones, el recurso a la climatización es obligado, casos en los que un buen aislamiento permite que el consumo energético de climatización se mantenga razonablemente reducido, siendo igual o más importante la utilización de un buen aislamiento en regímenes de verano que en invierno, ya que consume más energía producir frío que calor.


¿Por qué aislar con Lanas Minerales?


Las lanas minerales son un material aislante altamente eficaz y sostenible. Los impactos provocados por su ciclo completo de vida, que incluyen su fabricación, transporte, puesta en obra, uso e incluso su transformación en residuos o posibilidad de reciclaje, son muy inferiores al beneficio que aportan al edificio en forma de ahorro de energía. De la cuna a la tumba. Las lanas minerales pueden encuadrarse como materiales que aportan sostenibilidad a los edificios en los que se instalan.
Sus prestaciones tanto en aislamiento térmico como acústico, su comportamiento frente al fuego o agentes externos como el aire o el agua lo configuran como una excelente elección para el aislamiento de nuestros hogares.

 


¿Cuánto material debo utilizar para aislar un edificio?

La cantidad de aislamiento que se incorpora está directamente relacionada con la resistencia térmica del producto incluido; así pues, el que aporte mayor resistencia resultará ser el más aislante. La resistencia térmica de un producto depende del espesor y de la naturaleza del aislante, por lo que interesa utilizar los productos con la menor conductividad térmica y con el mayor espesor posible.

 


¿Cómo puedo saber si un material aislante es sostenible?


Los materiales de construcción, incluso los aislantes no son sostenibles en sí mismos, sino que lo son en el contexto de su uso dentro de un edificio. Hay que valorar qué cantidad de energía pueden ahorrar en el edificio y cuánta energía ha costado su fabricación. En concreto los materiales aislantes generan mucho más ahorro de energía que coste energético han tenido en su proceso de fábrica, transporte e instalación.
Además, es importante analizar el ciclo completo de vida de los materiales aislantes. De la cuna a la tumba. Desde su fabricación, hasta sus posibilidades de reciclaje y reutilización.
Los productos aislantes de URSA tienen realizados el análisis de ciclo de vida. El Panel Fieltro Panel fieltro tiene la Declaración Ambiental de Producto (DAP) Tipo III otorgada por el Colegio de Aparejadores de Barcelona y el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat. En base a sus requerimientos la compañía ha realizado una autoevaluación sobre todos sus productos que puede consultar aquí.
http://www.ursa.es/ursa-y-el-medio-ambiente_1799.htm
http://www.ursa.es/_files/Nota_de_prensa_DAP_Modf.pdf

 


¿Cuándo debe utilizarse un producto con barrera de vapor? ¿En qué cara del aislante debe colocarse dicha barrera?


Deben utilizarse productos con barrera de vapor cuando el análisis higrotérmico del cerramiento pone en evidencia la existencia de abundantes condensaciones intersticiales. En climatologías como las de España, sólo resultan imprescindibles las barreras de vapor en las zonas muy frías, cuando el aislamiento está colocado en la parte interior del cerramiento o cuando la resistencia a la difusión al vapor de las capas externas es muy grande. En caso de ser necesaria una barrera de vapor, ésta debe colocarse en el lado interior del aislamiento y nunca en el lado externo.

 


¿Cuál es el grado de resistencia al fuego de un material aislante?


El grado de resistencia al fuego, RF, se refiere siempre a la totalidad de un elemento constructivo y no a uno cualquiera de sus productos componentes; en consecuencia, no puede hablarse del grado RF de un material aislante, ya que éstos forman siempre parte de elementos constructivos complejos.
La resistencia al fuego es una característica de los elementos constructivos que indica el tiempo que un elemento constructivo conserva la estabilidad mecánica, la estanqueidad frente a humo y llamas y una temperatura limitada en la cara no expuesta a la acción del fuego.

 


¿Qué diferencia existe entre reacción al fuego y resistencia al fuego?

La reacción al fuego es una característica de los materiales de construcción que indica la contribución energética al fuego del material (clasificado de A a F), la opacidad del humo al quemar el material (s1, s2 o s3) y si se producen gotas al quemar el material (d0, d1 o d2). Anteriormente los materiales se clasificaban mediante otros criterios de M0 hasta M4 según su grado de inflamabilidad.
La resistencia al fuego es una característica de los elementos constructivos que indica el tiempo que un elemento constructivo conserva la estabilidad mecánica, la estanqueidad frente a humo y llamas y una temperatura limitada en la cara no expuesta a la acción del fuego.
¿Cuál es el índice de aislamiento acústico de un producto de Lana Mineral de Vidrio?
El índice de aislamiento acústico es una característica de los elementos constructivos completos y no de una de sus capas, por este motivo no puede hablarse de índice de aislamiento acústico de un material aislante. La incorporación de Lanas Minerales de Vidrio en el interior de los elementos constructivos (rellenando sus huecos) contribuye a alcanzar índices de aislamiento acústicos elevados gracias a su elevada elasticidad, funcionando como un muelle.


¿Dónde puedo comprar productos URSA?


Contamos con un servicio de venta telefónica y atención al cliente que le asesorará sobre cómo y dónde adquirir nuestros productos, a través de los distribuidores más cercanos. Este servicio está dirigido tanto a clientes, como promotores e instaladores:

 

• Zona Este 
Tel.: 902 303 336 
Fax: 902 303 338

• Zona Centro 
Tel.: 902 303 339 
Fax: 902 303 341

• Zona Norte 
Tel.: 902 303 336 
Fax: 902 303 335

• Zona Sur 
Tel.: 902 303 337 
Fax: 902 303 335

Y también por correo electrónico: sutac.aislantes@ursa.com


¿Cómo puedo conocer los precios de los productos de aislamiento de URSA?


Cada año URSA actualiza su trifa de precios sobre sus productos de lana mineral de vidrio y poliestireno extruido. Puede consultarlos en el siguiente enlace :

 

http://www.ursa.es/es-es/documentacion/paginas/lista-de-precios-recomendados.aspx